497 años haciendo historia en Colombia; Día de la Afrocolombianidad

497 años haciendo historia en Colombia; Día de la Afrocolombianidad

Estamos aquí reunidos no solo porque el Congreso de la República haya definido que el 21 de mayo es el Día Nacional de la Afrocolombianidad sino, y sobre todo, porque de esta manera estamos reafirmando el compromiso pleno del Partido Conservador con los derechos y las libertades de la comunidad negra de Colombia, esa de la que hacemos parte por lo menos 8 millones de personas, o más en todo el país. Y que desde hace 497 años está aquí, poniendo una de las más grandes cuotas de sacrificio en la creación, desarrollo y progreso de la Nación, pese a que durante la mayor parte de esos cinco siglos se nos consideró poco menos que inferiores dentro de los grupos humanos.

Fue el 21 de mayo de 1851 que el entonces presidente José Hilario López, vecino de Popayán, firmó la Ley que nos otorgó el más elemental, básico y fundamental de todos los derechos: el de la LIBERTAD.

LIBERTAD, esa palabra que han enarbolado todos quienes han abrazado las causas más sublimes y generosas para la Humanidad: LIBERTAD como la que reclamaron los cristianos de la persecución romana; LIBERTAD como la que pregonaron los franceses en La Bastilla al lado de la IGUALDAD y la FRATERNIDAD, LIBERTAD como la que consolidó SIMÓN BOLÍVAR en la Batalla de Boyacá, entre otros al lado de su fiel servidor afrocolombiano, JOSÉ PALACIOS.

Estamos aquí para reivindicar, hoy y siempre, esos elementales derechos a la LIBERTAD y a la IGUALDAD, cercenados y negados durante siglos por una razón tan absurda que no debería ser ni siquiera mencionada. Someter a millones de seres humanos, solo y nada más que por el color de su piel debe ser siempre señalado como uno de los más grandes crímenes contra la Humanidad, al lado del Holocausto Nazi, de las purgas estalinistas, de las masacres de la Revolución Cultural de Mao en China o el exterminio de otros tantos millones de seres humanos de los nativos indígenas del continente americano.

Afortunadamente casi todos esos tiempos aciagos son hoy parte de la historia ya pasada.

Y excúsenme una mención personal: estar aquí hoy con Ustedes como representante de los afrocolombianos en la Dirección Nacional de uno de los dos grandes partidos políticos de Colombia, es una evidencia elocuente de eso. De que la LIBERTAD y la IGUALDAD se expresa con hechos; nuestras duras batallas dan frutos.

Gracias a esas luchas de estos cinco siglos, yo, BLADIMIRO CÓRDOBA, tengo al altísimo honor de representar a nuestra comunidad negra en la junta directiva del PARTIDO CONSERVADOR COLOMBIANO. Y gracias a esta honrosa posición es que puedo decirles, con autoridad y alta responsabilidad, que trabajaremos incansablemente para que alcancemos otros espacios de poder. Por ejemplo, lograr que los 8 millones y más de afrocolombianos tengamos el derecho directo de acceder por lo menos a una curul en el Senado de la República. Y para ello contamos con el valioso y notable apoyo de nuestro presidente del Partido, el senador HERNÁN FRANCISCO ANDRADE SERRANO.

El senador ANDRADE, quien ha sido además nuestro mecenas y apoyo fundamental para llegar a la Dirección del Partido, está comprometido con esa y con cualquiera otra causa noble de las negritudes colombianas. Mil gracias señor presidente del Partido Conservador

Hoy, como hace 166 años, conmemoramos la LIBERTAD y la IGUALDAD. Ojalá muy pronto podamos festejar la HERMANDAD completa y la PAZ con todos los colombianos.

 

Wladimiro Córdoba Copete
Miembro Directorio Nacional Conservador