“Farc hicieron mucho daño, pero hay que doblar la página”. Presidente Hernán Andrade Serrano

“Farc hicieron mucho daño, pero hay que doblar la página”. Presidente Hernán Andrade Serrano

Alguna vez se dijo que el atentado en el que murió el exgobernador del Huila, Jaime Lozada, hace más de 12 años, iba dirigido al hoy presidente de Finagro, Carlos Ramiro Chávarro. Sin embargo, también se filtró que quién debía morir ese día era el senador Hernán Andrade Serrano. Nunca se aclaró el tema. Hoy, Andrade, cabeza visible del conservatismo en el país, defiende la implementación del acuerdo de paz con las Farc, pero reclama de esta organización la verdad en ese caso y en muchos otros crímenes cometidos por la columna Teófilo Forero en el Huila.

En esta entrevista con LA NACIÓN, el senador Andrade habla, además, de la estrategia de los ‘azules’ para las elecciones de 2018, se refiere a la campaña política de su hermana, Esperanza, y evalúa la gestión del Alcalde Rodrigo Lara y el Gobernador Carlos Julio González Villa.

¿Cómo han visto los conservadores la implementación del acuerdo de paz con las Farc?

Se han dado pasos necesarios, indispensables, estamos en el proceso de implementación; dificultades las hay y van a seguir existiendo; el tema del narcotráfico, el tema de las curules en esas zonas, el tema de cómo se garantiza la independencia de los magistrados del tribunal de paz, así que seguirá siendo un camino lleno de espinas desde el punto de vista político y jurídico; gravísimo el asesinato de cualquier colombiano ya hay asesinatos de varios reinsertados de las Farc y de líderes sociales, el país no puede volverse un despeñadero de violencia y la retaliación; este es un proceso muy difícil que no es a corto plazo ni es un proceso para la generaciones como la mía sino para las nuevas generaciones.

Pero, ¿Usted cree en el desarme de las Farc?

Claro que sí, firmemente convencido; es un proceso, que reitero, como todos los procesos de paz que dejan unas secuelas, gente que se reincorpora a la sociedad civil, gente que se devuelve para el monte, gente que se vincula a las bandas armadas, sociedad que difícilmente acepta la reincorporación. Ustedes vivieron el episodio del San Pedro con los famosos dólares criticados y criticables. Tenemos que tener el corazón y la mente abierta para aceptar. Le cuento un episodio que me ocurrió ésta semana: me fui a atender al Tequendama unas citas que tenía con alcaldes y a mi lado estaba despachando Andrés París del estado mayor de las Farc, haciendo agendas como cualquier parroquiano, como cualquier parlamentario; eso es lo que la gente fácilmente no entiende, que a la mesa de al lado va estar un jefe de las Farc va a estar haciendo vida social, difícil de entender, pero es la realidad de un proceso de paz.

¿Por qué cree que el pesimismo ronda cuando se habla de paz?

Es que las Farc no fue ninguna perita en dulce, una organización del narcotráfico, que le hizo mucho daño a la sociedad colombiana y eso no es de la noche a la mañana que van a cicatrizar esas heridas, así que ese episodio de Andrés París lo cuento yo como dirigente político que no tuve una afectación directa de la violencia, aparte de los atentados que me hicieron, pero eso no es fácil para los millones de víctimas aceptar todo lo que es una nueva realidad. Hicieron mucho daño pero hay que doblar la página, reitero, pensando a 20 y 25 años lo que puede ser una nueva generación de este país.

En ese sentido, ¿Usted cree que las Farc, comenzando por El Paisa, están en mora de hacer en el Huila un acto de perdón público?

Sí, lo tiene que hacer El Paisa, lo tiene que hacer Iván Márquez, nuestro vecino caqueteño, que creo haberle leído que quiere ir al Congreso, y lo tienen que hacer todo los responsables de los crímenes como el de Jaime Lozada y como el de todos los huilenses que fuimos tan afectados por la Teófilo; claro que tienen que ir en cumplimiento de la Jurisdicción de Paz a pedir perdón y a contarnos toda la verdad, por ejemplo, en el caso de Jaime Lozada, fue un error el crimen; no era para él; hasta donde se sabe el crimen era para Chávarro o Andrade; tiene que saberse la verdad. En algún momento también Jaime Felipe Lozada Polanco tiene que doblar la página después de que las Farc hagan ese acto de verdad, reconciliación, y de reparación.

Cambiemos de tema. ¿Cuáles son las estrategias del conservatismo de cara a las elecciones de 2018?

Nosotros estamos organizando internamente la casa para mantener entre 15 y 18 curules del Senado y subir el número de Representantes a la Cámara a 30. Usted me pregunta hoy, ni adivino ni politólogo, no puedo hoy determinar cuál es el sentimiento de los colombianos, en un país, como la mayoría del mundo, que se vota emocionalmente. Yo creo que tenemos que llegar a un punto medio de una competencia civilizada y aspiro que el conservatismo sea un eje de poderes en una coalición de triunfo y lleguemos a puntos pragmáticos, por ejemplo, el acuerdo de paz es una realidad irreversible y ya hay que doblar esa página, hacer los ajustes que haya que hacer pero tenemos que doblar esa página y arrancar a combatir otros factores de violencia como es el narcotráfico, así que en la presidencial, que es un paso siguiente, el conservatismo aspira ser un factor definitivo de poder en el escenario nacional.

Pero, ¿el conservatismo tiene un nombre para hacerle competencia a Vargas Lleras que promete ser el hombre fuerte en las próximas elecciones presidenciales?

Nosotros tenemos hombres y mujeres que sumados dan el mismo porcentaje de Vargas. Le doy nombres: Alejandro Ordóñez, Martha Lucía Ramírez y Luis Alfredo Ramos. Sume esos tres porcentajes y le ganan por varios puntos a mi amigo Germán Vargas; así que esto en política todavía falta mucha agua debajo del puente Santander por correr y lo que pasa es que nosotros queremos tener la verdad revelada de lo que va pasar en el debate presidencial.

¿Qué sabor le dejó la aspiración presidencial anunciada en los últimos días por su colega Viviane Morales?

Parece que identifica valores y principios de la colectividad. Con ella hemos trabajado desde una orilla diferente. Viviane es una mujer valiosa, valerosa dentro del liberalismo. De parte mía, la mejor de las suertes porque he coincidido en la Comisión Primera con muchas de sus posiciones políticas y de ideales frente a la sociedad colombiana.

¿Qué tanto significa en el mundo político la alianza Uribe, Pastrana y Garzón?

Mucho. Uribe seguirá en el corazón de los colombianos durante muchos años, el presidente Pastrana con sus valores y Angelino representan un porcentaje de la opinión pública colombiana muy alto. Los tres representan un porcentaje grande de favorabilidad dentro de la base conservadora.

¿Y le sorprende estar viendo a Pastrana aliado con Uribe y Angelino?

No, yo ya estoy curado de todo ello, el único voto en contra de Uribe para la reelección presidencial dentro de los 30 senadores del 2006 y en el 2010 fue Omar Yepes que representaba al presidente Pastrana, uno de 30, y nos pidió votar en contra de la reelección de Uribe y hoy es su principal socio y aliado; los vaivenes de la política lo entendemos nosotros los políticos y no es fácil digerir para el resto de los colombianos; pero hoy tienen frente común causa común ideales y es perfectamente entendible la alianza.

María del Rosario Guerra, uno de los ‘alfiles’ del uribismo está promoviendo la candidatura vicepresidencial de Álvaro Uribe Vélez. ¿Usted se lo imagina de candidato a la Vicepresidencia?

Ese capítulo nos lo recetan cada cuatro años y hoy jurídicamente está cerrado. Él no puede jurídicamente ir en fórmula, no porque Hernán Andrade no quiera sino porque jurídicamente él tiene vocación de acceso al poder y me temería mucho que no le dieran la viabilidad jurídica; así que es una versión que siempre sale, que siempre se dice; pero que no la veo hoy, no políticamente sino porque está cerrado desde el punto de vista jurídico.

¿Cómo ha visto los casos de corrupción que han sacudido el país como el del Fiscal Anticorrupción, lo del Secretario de Seguridad de Medellín, lo de los magistrados del Meta?

Gravísimo, está es una sociedad donde el flagelo de la corrupción se incrustó en el corazón, en el alma, en el proceder; si un magistrado cambia una sentencia por unas prepagos, eso es muestra que los valores se han perdido en la sociedad; lo grave no es el tema individual, lo grave es la pérdida de confianza del colombiano raso en sectores que siempre le han brindado transparencia como es la justicia. Ahora yo quisiera decirles que hay hoy una parte de la magistratura colombiana que es absolutamente incorruptible y que todavía queda gente por rescatar en el sistema judicial.

¿Por qué cree que lo quisieron ligar al caso del fiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, quien resultó corrupto?

Así es nuestra sociedad, como si uno tuviera que responder por los hechos del vecino o del apoderado. Moreno fue mi apoderado, tenía 30 años cuando le di el mandato, con él no tengo sino esa gratitud y no soy de los que vivo escondiendo si Moreno entró tres o cuatro veces a mi oficina, que si hablé o no hablé con él. ¡Claro que hablé!, conservaba amistad con él y claro que hice un debate sobre este flagelo en Colombia que fueron los falsos testigos, pero su conducta es su conducta y la conducta de Hernán Andrade es completamente diferente, en eso mis paisanos opitas son dados a tratar de ligar; Hernán Andrade no tiene ninguna relación diferente con Gustavo Moreno a la que me generó, en la gratitud y la confianza que le otorgué como apoderado y que me llevó a la absolución de ese viejo proceso de Cajanal en la Corte Suprema de Justicia.

Dos temas regionales para cerrar: ¿cómo va la candidatura de su hermana Esperanza Andrade?

Si le digo que excelente pareciera parcializado, pero objetivamente hablando creo que Esperanza hoy tiene una de las 8 o 10 primeras votaciones del conservatismo sin ninguna dificultad, es una mujer valiosa que va obtener su curul, yo saqué 69.022 votos y le quisiera decir que hoy ella supera esa cifra, va a sacar más votos para el Senado de la República, es una mujer consolidada políticamente que va ejercer el Senado con transparencia y que va a representar dignamente a los huilenses y al partido conservador y a la mujer colombiana.

Finalmente, año y medio después, ¿cómo cree que le ha ido a Carlos Julio González Villa y a Rodrigo Lara Sánchez en la Gobernación del Huila y la Alcaldía de Neiva?

Objetivamente hablando, Carlos Julio es experiencia, el bagaje parlamentario, la experiencia administrativa, una época muy difícil para los dos, porque les tocó gobernar en la época de las vacas flacas pero ahí hay que demostrar capacidad de gestión. Lara con un valor inobjetable de transparencia que seguirá siendo su principal activo, por supuesto la falta de experiencia de Lara es visible pero la irá adquiriendo en el transcurso de los cuatro años; mi apuesta total de apoyarlos y a ellos dos les consta que estoy para cualquier tema que yo pueda contribuir al éxito de su gestión.

http://www.lanacion.com.co/2017/07/16/farc-hicieron-mucho-dano-doblar-la-pagina/

  • Jorge Alberto Cardenas

    es urgente salvar al partido conservador,, da tristeza estar arrodillado al gobierno de turno y ahora peor nada menos que defendiendo a los peores delincuentes de la historia nacional!! qué horror!!, qué dirían caro y ospina de estos mediocres dirigentes del siglo 21!!!,, FUERA, andrade y sus malandros,,larguense para las farc o para la U que es lo mismo!!!