Homenaje del Partido Conservador al Decano del Congreso, Roberto Gerlein Echeverría

Homenaje del Partido Conservador al Decano del Congreso, Roberto Gerlein Echeverría

Con la más profunda tristeza recibe el Partido Conservador la noticia de que el senador ROBERTO GERLEIN ECHEVERRÍA, el Decano del Congreso de la República, ha decidido no continuar en la actividad política, por consideraciones referidas a su salud. Quienes tuvimos el honor de servir a su lado en el Congreso de Colombia sabemos la dimensión que esta pérdida representa, no solo para el Partido sino para el legislativo, y sobre todo para el país.

Ministro de Estado, Juez, Embajador ante Naciones Unidas, Representante a la Cámara, Gobernador de su departamento Atlántico y Senador de la República desde 1974 es la fecunda trayectoria pública que GERLEIN ECHEVERRÍA muestra hoy al país al anunciar su retiro.

De él mucho aprendimos, pues sus décadas de vida parlamentaria, ya más de cuatro, le dotaron de esa experiencia y sabiduría que tanto bien le hacen a una república y a sus instituciones. ¿Cómo no valorar la experiencia de vida de quien fue testigo directo de varias etapas de la vida nacional? ¿Cómo no recibir con el mayor interés las lecciones y observaciones que de cada uno de esos momentos extrajo el doctor GERLEIN? Porque aquellos acontecimientos, vistos por un observador desprevenido, pueden parecer nada más que una simple sucesión de hechos. Pero vistos por la mente aguda de alguien como ROBERTO GERLEIN, dotado de una gran cultura nacional y universal enriquecida con la educación jurídica, se convierten en lecciones atemporales para la conducción de lo que todavía es una nación joven.

Cuánta falta hará el doctor GERLEIN: en el Congreso se extrañará su sapiencia y profundas orientaciones jurídicas; Colombia extrañará su continuo trabajo a la democracia; el departamento del Atlántico y la Costa Caribe extrañarán su dedicación permanente al beneficio de la región. Y no hay palabras para decir cuánto lo extrañaremos en el conservatismo, su partido, al que sirvió de la manera más leal y excelente durante más de cuatro décadas. Por fortuna quedan sus lecciones, sus palabras y sus enseñanzas. Y nos queda, con su venia, la posibilidad de consultarlo en los momentos de duda e incertidumbre que nunca dejan de ocurrir en la vida del partido y de la nación colombiana.

HERNÁN FRANCISCO ANDRADE
Presidente del Partido Conservador