Mensaje del Presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade Serrano, con motivo del fallecimiento del expresidente Belisario Betancur

Mensaje del Presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade Serrano, con motivo del fallecimiento del expresidente Belisario Betancur

Mensaje del Presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade Serrano, con motivo del fallecimiento del expresidente Belisario Betancur

Como Presidente del Partido Conservador Colombiano, me declaro profundamente conmovido por el fallecimiento de uno de sus más grandes dirigentes contemporáneos, el doctor Belisario Betancur Cuartas, Conservador, quien ejerció la Presidencia de la República en el período 1982 – 1986.

Nacido en la humildad propia de la Colombia campesina, Belisario Betancur ascendió mediante la dedicación y el estudio hasta llegar a ocupar la más alta dignidad de la nación. Fue asombrosa su erudición: su conocimiento de la literatura, de la poesía, de la historia y de la política. Y cómo olvidar aquello que más lo caracterizaba: sus maneras nobles y amables, que lo convirtieron en un personaje querido y admirado en Colombia y fuera de ella.

Como Presidente, Belisario Betancur enfrentó dificultades extraordinarias, como la arremetida del narcoterrorismo, la salvaje toma del Palacio de Justicia, y la tragedia de Armero. Quiso traer la paz al país, y su buena voluntad fue traicionada. Con éxito sorteó la peor crisis económica de América Latina en los tiempos modernos. En su rol de expresidente fue ejemplo de prudencia y de sabiduría.

Como mandatario, impuso un estilo sencillo y descomplicado: austero y de costumbres sencillas, sin lujos, sin diversiones frívolas, muy cercano a los colombianos comunes y corrientes. Siempre recordaremos ese corazón grande pero sencillo.

La posteridad lo recordará por tres rasgos: su vocación plena por la cultura y por la educación, que le hizo merecedor de respeto y admiración mundial; su carácter de conservador con sentido social, siempre comprometido con las clases populares y con su bienestar; y por excelencia, por ser un hombre de paz: tanto en su temperamento personal siempre amable y generoso, como en su infatigable empeño por lograr, como presidente, la paz mediante la negociación.

A su familia, a sus hijos, a su esposa Dalita, les extendemos nuestras más profundas condolencias, y nos comprometemos a cuidar y promover la memoria de su esposo y padre.

HERNÁN ANDRADE SERRANO

Presidente

https://www.youtube.com/watch?v=_wl8KM0cLE0&feature=youtu.be