Partido Conservador pide medidas de choque ante crisis cafetera

Partido Conservador pide medidas de choque ante crisis cafetera

Son 555 mil familias en riesgo, que generan casi 1 millón de empleos directos
El café es el primer producto de exportación agrícola, y no petrolero ni minero, de Colombia
Debería obligarse a consumir café colombiano en entidades oficiales

El Partido Conservador le solicita al Gobierno Nacional y a la Federación Nacional de Cafeteros, tomar medidas de choque para enfrentar la más aguda crisis cafetera que se avecina, ante la abrupta caída del precio internacional del grano, a menos de 1 dólar la libra, y la consecuente caída del precio interno a menos de 700 mil pesos la carga. De ser necesarias medidas legislativas, el Partido Conservador ofrece el respaldo de toda su bancada.

El presidente del conservatismo, HERNÁN FRANCISCO ANDRADE, dijo que en este momento no hay nada más urgente para la economía del país que afrontar la crisis de los cafeteros, considerando además que el 96% de los productores son pequeños y en promedio tienen apenas 1,3 hectáreas, que más 25% de la población rural del país es cafetera y que 22 de los 32 departamentos del país son cafeteros. El café genera casi 1 millón de empleos directos (el 25% del empleo agrícola) a través de sus 555 mil familias.
 
“Es evidente que estos precios, producto de la especulación de insensibles inversionistas internacionales en la Bolsa de Nueva York, no cubren siquiera los costos de producción de nuestros campesinos, incluso si las mismas familias ponen la mano de obra. Y la situación es aún más grave pues estamos ad portas de la gran cosecha nacional del segundo semestre; nada más importante tiene a la vista el presidente Iván Duque en materia económica y social”, dijo el presidente conservador Andrade Serrano. Resaltó que, además, se presenta una caída en la producción nacional del 2% y de las exportaciones del 4%.
 
Dijo que el Gobierno y la Federación deben estudiar desde ya la creación del Fondo de Estabilización de Precios, un programa de apoyo directo al precio, programas de retención de café, alivio de deudas, apoyos para la renovación de cafetales y supervisión de los precios de fertilizantes.
 
Pidió estudiar incluso la posibilidad de que se vuelva obligatorio, mediante una ley o decreto, la compra de café nacional para el consumo interno de café en todas las entidades del Estado, nacionales y territoriales. “Es absurdo que mientras nuestros cafeteros sufren año a año crisis económica, el país permita la importación del 40% de café, de mala calidad, para el consumo interno cuando acá cultivamos el mejor suave del mundo”, señaló el presidente del Partido Conservador.

Bogotá D.C., 28 de agosto de 2018