Doctrina Conservadora

Doctrina Conservadora

Doctrina Conservadora

Derechos Humanos

El Partido Conservador considera que todo hombre tiene derechos derivados de su condición de persona digna y libre creada por Dios. Para los Conservadores hay derechos fundamentales (esenciales para la vida digna) y derechos secundarios (importantes para una vida cómoda). Sólo en condiciones muy especiales, como la guerra, y siempre bajo tutela legal, el gobierno puede suspender temporalmente algunos de los derechos secundarios. Para el Conservador cada derecho tiene obligaciones correspondientes.  

El orden

El orden se antepone al caos y es la base de la estabilidad social, la cual se establece como una condición para la paz y el progreso de la comunidad. Existe un orden natural al cual el hombre ha de procurar acercarse. Nada que incomode más al juicio Conservador que una comunidad anarquizada y desortienta

La Función del Partido Conservador

Transmitir la doctrina, las tradiciones y los valores Conservadores. Agrupar a los que comparten la doctrina Conservadora, representar ante el poder público la opinión de los Conservadores, articular los intereses generales de la ciudadanía, preparar los cuadros directivos, gobernar de acurdo con sus postulados y ejercer la crítica y la oposición constitucional a los gobiernos cuando realmente deben hacerlo.

Programa Conservador de 1948

1. El orden constitucional contra la dictadura;
 
2. La legalidad contra las vías de hecho;
 
3. La moral del cristianismo y sus doctrinas civilizadoras contra la inmoralidad y las doctrinas corruptoras del materialismo y del ateísmo;
 
4. La libertad racional, en todas sus diferentes aplicaciones contra la opresión y el despotismo monárquico, militar, demagógico, literario, etc;
 
5. La igualdad legal contra el privilegio aristocrático, universitario o cualquier otro; la tolerancia real y efectiva contra el exclusivismo y la persecución, sea del católico contra el protestante y el deísta, o del ateísta contra el jesuita y el fraile.
 
6. La propiedad contra el robo y la usurpación ejercida por los comunistas, los socialistas, los supremos o cualesquiera otros;
 
7. La seguridad contra la arbitrariedad de cualquier género que sea;
 
8. La civilización, en fin, contra la barbarie;
 
En consecuencia el que no acepta algo de estos principios no es un conservador. El conservador condena todo acto contra el orden constitucional, contra la legalidad, contra la moral, contra la igualdad, contra la tolerancia, contra la propiedad y contra la civilización sea quien fuere el que lo haya cometido.
Y aprueba todos los actos en favor de estos grandes objetos, sea quien fuere el que los haya ejecutado.
Ser o haber sido enemigo de Santander, de Azuero o de López no es ser conservador porque ellos, defendieron también, en diferentes épocas, principios conservadores.
Haber sido amigos de éstos o de aquellos caudillos en las guerras por la independencia, por la libertad o por la Constitución, no constituye a nadie conservador porque algunos de estos caudillos han defendido también, en alguna época, principios anti-conservadores.
El conservador no tiene por guía a ningún hombre, esto es esencial en su programa.
Si alguno o muchos de los hombres eminentes del partido se apartan del programa, el partido los abandona, los rechaza. El partido conservador no acepta ningún acto ejercido en su nombre contra su programa; ninguna aserción que éste en oposición con estos principios sea cual sea su procedencia. El partido conservador no quiere aumentar sus filas con hombres que no profesan teórica y prácticamente los principios de su programa; por el contrario, le convendría que si en sus filas se hallan algunos que no acepten con sinceridad estos principios desertasen de una vez. 

Principios del Partido Conservador

  • Dios es el centro el Universo
  • Existe un orden natural y una ley de la humanidad
  • La persona humana tiene dignidad y debe respetarse
  • Existe una moral universal y unos valores éticos culturales
  • La razón humana tiene límites
  • El hombre es libre de hacer el bien o el mal.
  • Los grandes maestros son la civilización, la cultura y la tradición.
  • La estabilidad social requiere legalidad y autoridad fuerte.
  • La propiedad privada es un derecho natural y cumple una función social.
  • La equidad y la justicia social reflejan la solidaridad y el amor cristiano.
  • La autonomía local y la desconcentración del poder, el orden y la tradición

Valores Conservadores

  • La virtud personal
  • La justicia social y la solidaridad.
  • La estabilidad, el orden y la autoridad.
  • La libertad y los derechos fundamentales.
  • El desarrollo y el crecimiento de la economía.

La Democracia

La democracia no es solamente un método de gobierno sino un modo de vida política del individuo y y de la familia. Y ello es tal vez es lo que más atrae al conservador. La democracia no son solo ideas sino también unos valores de vida cotidiana. Participación ciudadana en los asuntos locales y nacionales, ejercicio de los derechos individuales, cumplimiento de los deberes y obligaciones con la sociedad y la patria, tolerancia con las ideas de los demás, interés por lo público y perfeccionamiento de las virtudes ciudadanas.

El uso de la fuerza

No puede confundirse la autoridad con la violencia. A los conservadores se nos ha endilgado ser violentos y autoritorios, lo cual constituye una distorsión de la realidad.  Somos partidarios de la autoridad, pero no del uso abusivo del poder y mucho menos de la violencia. Porque amamos la paz buscamos el orden; porque tememos a la violencia creemos en la justicia y en el imperio de la ley. La paz es posible cuando reina la solidaridad, la ley y la autoridad.